jueves, 16 de abril de 2015

CONFERENCIA HACIA UNA IGLESIA RELEVANTE. Parte 1

CONFERENCIA HACIA UNA IGLESIA RELEVANTE
TEXTO BIBLICO: Mateo 5:14-16.

Definición de Relevante.  El diccionario nos dice que se refiere a algo importante, significativo, excelente o sobresaliente.

De manera que al involucrar la iglesia en ese tema, realmente estamos refiriéndonos a un estándar de calidad de la misma.   Una iglesia relevante es una iglesia importante, es una iglesia excelente, es una IGLESIA SOBRESALIENTE.  Es eso lo que precisamente Dios revela en las Escrituras, desde el pentateuco hasta los evangelios.

EL ESTANDAR DE RELEVANCIA DE ISRAEL.  Al pueblo de Israel, Dios le tenía un estándar (Deut. 7:6), el estándar era de ser un pueblo santo, escogido y especial.  En medio de todas las naciones, Dios quería que su pueblo fuera diferente, especial; que sea sobresaliente por encima de los demás.  Israel tenía la responsabilidad de ser ejemplo, es por eso que Jehová les dio leyes integrales: leyes civiles, leyes dietéticas, leyes sociales, leyes humanitarias y leyes morales.  Dios, no sólo los instruyó en cuanto al culto, sino que quería un pueblo sobresaliente en todos los sentidos.

EL ESTANDAR DE RELEVANCIA PARA LA IGLESIA. Dios establece un estándar de excelencia de la iglesia en casi todos los libros del Nuevo Testamento, desde los Evangelios hasta el Apocalipsis.

Jesús declara vosotros sois las luz del mundo.  Ustedes son el ejemplo de este mundo. Pablo declara en 2 Corintios 3:2 que somos cartas leídas.  Hebreos dice que somos especial tesoro. Juan destaca dar un espacio especial al que venciere.

¿COMO NOS DEBE VER EL MUNDO? En primer lugar me gustaría destacar un rol importantísimo de la iglesia, como conglomerado social. El mundo nos debe ver como una organización ejemplar.  Social y sicológicamente, debemos ser un ejemplo.

LA CONDUCTA DEL CRISTIANO. 
El cristiano está llamado a pensar de una manera diferente, a renovar su forma de pensar, porque como pensamos así actuamos.   Nuestra conducta obedece a esquemas mentales.

LA SANIDAD MENTAL. La iglesia es como una clínica, todo el que viene a la iglesia viene enfermo; de hecho, eso dijo Jesús que no vino a sanos, sino a enfermos (Marcos 2:17).  Sin embargo, cuando llegamos a la iglesia, que nos convertimos al Señor, a veces hay frustraciones y traumas que no se van con la conversión, por lo que la iglesia necesita trabajarlas.

RENCORES Y AMARGURAS.  Hay quienes albergan algún rencor desde la niñez, por algún maltrato que recibió de sus padres o tutores.  A veces por uno de los padres que estuvo ausente de la casa o semi presente.  Heridas emocionales que tuvimos por una vergüenza pública que tuvimos.  Son cosas que empañan nuestra conducta y nos hace propensos a la depresión, a tener problemas con nuestros vecinos, con nuestras parejas y hasta en la iglesia.  La cura para esto, es el PERDON.  Una iglesia llena de amargura y rencores, no puede sobresalir en el mundo.  Nunca, dicha iglesia podrá alumbrar su entorno; su imagen será de gente amargada, de gente infeliz.

LA AUTOESTIMA EN UN CRISTIANO RELEVANTE.  La autoestima es un conjunto de percepciones, pensamientos, evaluaciones, sentimientos y tendencias de comportamiento dirigidas hacia nosotros mismos, hacia nuestra manera de ser y de comportarnos, y hacia los rasgos de nuestro cuerpo y nuestro carácter. En resumen, es la percepción evaluativa de nosotros mismos. 

La Biblia dice que no debemos tener más alto concepto de nosotros que debemos tener (Romanos 12:3); nos manda a que pensemos con cordura.  No creernos más que los demás; pero nunca, sentirnos inferiores a nadie.  La Baja autoestima se define como la dificultad que tiene la persona para sentirse valiosa en lo profundo de sí misma, y por tanto digna de ser amada por los demás.

Una iglesia con baja autoestima no va a representar a Cristo dignamente.  No puede compartir a Cristo con eficacia.  Porque vende un producto que ella misma no aprecia.  Es por eso es que hay que:
·         Salir de los pensamientos del pasado que te limitan en el presente (Fil. 3:13).
·         Si tienes una imagen de ti mismo pobre, ya afectaste tu pasado.
·         Tener una autoimagen muy pobre afecta la vida diaria y por supuesto mis expectativas acerca de futuro.

Dejemos la auto miseración, Dios dice lo contrario a lo que el diablo te dice.  Si el diablo dice que no llegaras a nada, Dios te dice en Jeremías 29:11: “Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis”.

Si el diablo te dice que no eres nadie, Dios dice: “eres real sacerdocio, nación santa, linaje escogido y pueblo adquirido por Dios”. Hay que cambiar el odio, el temor, la ira, la envidia, la tristeza, la depresión; por la alegría del Señor.

EL CRISTIANO Y LOS HIJOS.  El cristiano tiene el compromiso de criar bien, de formar hijos sanos.  Si los cristianos no formamos hijos sanos, la iglesia del futuro será una iglesia enferma emocionalmente y no podrá sobresalir, no podrá ser RELEVANTE.

¿Cómo ve el mundo a los hijos de los cristianos? Hay malas conductas de nuestros hijos por imprudencias nuestras como padres.  El padre o madre cristiano no puede maltratar a sus hijos, ni física ni emocionalmente.  El daño emocional es mucho más grave, porque si le repites que ese niño no sirve, realmente no servirá.  Si le dices que es malo, la maldad lo arropará.  Las pelas no se dan por cualquier cosa.  Tampoco criar hijos muy consentidos, lo cual lo convertirá en delincuentes.

¿COMO NOS DEBE VER EL MUNDO SOCIALMENTE? La iglesia no es ni un club social, ni una secta, ni un partido político, ni una empresa o negocio.  La iglesia es un cuerpo formado por verdaderos discípulos de Cristo.

Nuestras actitudes y conductas pueden dañar la imagen de la iglesia de Cristo.  Por años, muchos nos hemos comportado como una secta, porque miramos a los no cristianos como gente del diablo.  A veces ni saludamos a los no cristianos.  Nuestros cultos son diseñados exclusivamente para satisfacernos y casi no queremos salir a la calle a buscar a las almas. 

JESÚS TUVO COMPASIÓN DE LA MULTITUD.  Cuando la gente seguía a Jesús, Jesús no los vio como “avivatos” o “aprovechados”, no los vio como molestosos, no los vio como hijos del diablo; Jesús los vio como ovejas que no tenían pastor y tuvo compasión de ellos (Mateo 9:36).  La iglesia debe ver a la gente con compasión.  Debe verla como gente que tiene necesidad, no como hijos del diablo.

La iglesia no es un partido político.   No es un negocio.   No es un club social.

El mundo debe ver una iglesia que ama a la gente.  Debemos ser diferentes, debemos ser sobresalientes.  Somos la luz del mundo, es lo único que le queda a este mundo.

Los cristianos políticos deben ser serios, para que puedan brillar en la sociedad.  El cristiano que trabaja en la junta de vecinos, debe ser una persona de paz, para que pueda brillar en la oscuridad.  Los deportistas deben ser fieles a Dios, para que puedan brillar en las tinieblas del mundo deportivo.  ASI SEREMOS UNA IGLESIA RELEVANTE.

Para ser una iglesia relevante hay que renovar nuestra mente.

Efesios 4:17-20: “Esto, pues, digo y requiero en el Señor: que ya no andéis como los otros gentiles, que andan en la vanidad de su mente, teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su corazón; los cuales, después que perdieron toda sensibilidad, se entregaron a la lascivia para cometer con avidez toda clase de impureza. Mas vosotros no habéis aprendido así a Cristo”.

Romanos 12:1-2 “Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional. No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta”.


Continuará…


Preparado y expuesto por el Pastor Hilario Balio en la iglesia Monte Sinai, de las Asambleas de Dios, en Villa Hermosa, La Romana, República Dominicana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario