martes, 22 de junio de 2010

¿Cuál ES NUESTRO LLAMADO?

TEXTO BIBLICO: 1ro. Samuel 3:1-10


• DEFINICION DE LLAMADO.

¿Qué entendemos por llamado o llamamiento? Cuando hablamos de llamado o llamamiento, nos referimos a aquella santa invocación que Dios realiza a ser humano, a través de su Espíritu Santo, para servirle o hacer una obra especifica.


• CLASIFICACION DE LLAMAMIENTO.

Existen varios tipos de llamados, dentro de los cuales podemos mencionar:

I. EL LLAMADO UNIVERSAL. Es aquel llamado que Dios le hace a toda la humanidad para que se arrepientan y busquen de Él, Isaias1:18 dice: “venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana”. Isaías 55:1 también dice: “a todos los sedientos: venid a las aguas; y los que no tienen dinero, venid, comprad y comed. venid, comprad sin dinero y sin precio, vino y leche”. Dentro del llamamiento universal, podemos mencionar:

1. El supremo llamamiento, es el llamado que Dios hace al creyente para la perfección, para vivir para Dios o vivir en santidad (Filipenses 3:14 y 1 Pedro 1:16).

2. El llamamiento santo, es aquel llamamiento que Dios le hace a su pueblo de dar testimonio de Él (1 Timoteo 1:8-9 “Por tanto, no te avergüences de dar testimonio de nuestro Señor, ni de mí, preso suyo, sino participa de las aflicciones por el evangelio según el poder de Dios,

"Quien nos salvó y llamó con llamamiento santo, no conforme a nuestras obras, sino según el propósito suyo y la gracia que nos fue dada en Cristo Jesús antes de los tiempos de los siglos”. La labor de dar testimonio de Cristo o predicar el evangelio es un ministerio general aplicable a todos los creyentes, sin excepción.


II. EL LLAMADO ESPECIFICO. Es el llamado que Dios hace a sus siervos de manera especifica para hacer una obra o un trabajo en el Reino de Dios o ejercer un ministerio especifico en la viña del Señor. Dios Llama a sus hijos, después de que los ha limpiado, a cumplir con una tarea especifica.

Una de las experiencias más solemnes y trascendentes de la vida del cristiano es el llamado específico de Dios a hacer algo.

La historia de Israel y de la Iglesia nos presenta numerosos relatos de personas a quienes Dios llamó para cumplir una tarea especial. El llamado y las respuestas dadas fueron tan diversos como los individuos que fueron llamados.

Algunos fueron llamados a ser líderes, otros fueron llamados a un servicio simple. Algunos huyeron, otros discutieron, y aún otros respondieron en obediencia inmediata. El elemento compartido por todos ellos fue la toma de una decisión.


• CARACTERISTICAS DEL LLAMADO DE DIOS.

Partiendo del llamado que Dios le hizo al joven Samuel, podemos decir que el llamamiento de Dios o el llamado de Dios tiene las siguientes características:

1. Es un llamado verdadero. En el llamado que Dios te hace hay verdad, Dios no crea falsas expectativas. Debes creer en el llamado de Dios porque es un llamado verdadero.

2. El llamado de Dios es único. No debemos confundir el llamado de Dios con nada. Dios quiere que reconozcamos que su llamado es único. Hasta que Samuel no entendió que era Jehová, Jehová no se le reveló. ¿acaso no podía decirle soy yo que te llamo, no es Eli?

3. Dios llama en medio de una necesidad. Dios no hace un llamado sin un propósito, cuando hay una necesidad, Dios la cubre a través de sus hijos, llamándolos a cubrirla. ¿Cuál era la necesidad en los tiempos de Eli?.

4. Dios llama en un momento preciso. Cuando Dios te hace un llamado, lo hace en el momento adecuado. El llamado de Dios llega a tiempo y cuando lo hace es para que escuches y cumplas con lo que te diga que hagas.

5. El llamado de Dios es constante. Samuel no entendió que Dios lo llamaba, no obstante, Dios lo siguió llamando. Ya sea porque no entiendas el llamado o porque no quieras, Dios te sigue llamando. Moisés dijo que no, y Dios insistió. Jeremías dijo que no, y Dios fue constante; porque sólo Dios sabe que puedes cumplir con su encomienda.

6. El llamado de Dios es personal. Dios te llama a ti de manera personal. Dios no le dijo a Eli, pese a que Samuel no entendía, Dios lo llamaba a él. cuando Dios te llame, no preguntes porque a ti, o quieras responder a través de otro, ve tú, que es a ti a quien Dios llama.

7. El llamado de Dios es para el humilde. Samuel iba donde Eli y le decía: “heme aquí”; por eso Dios lo sigue llamando y cuando el entiende que es Dios, entonces dice: “habla, porque tu siervo oye”.


• REQUISITOS PARA SER LLAMADO POR DIOS.

Es cierto que los dones y los ministerios son dados por Dios por su gracia divina; así también su llamamiento, Dios lo hace por gracia, no por obras que hubiéramos hecho, no por la capacidad que podamos tener; sino por su gracia inigualable. Sin embargo, hay ciertos requisitos que un siervo debe reunir para ser candidato a un llamado especifico por parte de Dios.

1. Ser lavado por la sangre de Cristo. El llamado especifico Dios lo hace a su iglesia, a los miembros del cuerpo de Cristo.

2. Ser humilde, ser un siervo de Cristo. Al orgulloso y al altivo, Dios lo mira de lejos según Salmos 138:6. Imagínese que Samuel le dijera a Eli, no me molestes llamando a esta hora de la madrugada.

3. Estar cerca de la presencia de Dios. Dios vio que Samuel estaba interesado de estar donde estaba el arca de Dios (vv. 3). Cuando estamos cerca de la presencia de Dios, estamos cerca de ser llamados por Dios.

4. Ser capaz de escuchar la voz de Dios. Cumplir con la tarea que Dios te ha encomendado. Aunque Samuel no entendía la voz de Dios, pero la escuchaba.


• IDENTIFICANDO NUESTRO LLAMADO.

El punto culminante del llamado de Samuel fue cuando el identificó el llamado de Dios.

En la Biblia vemos la historia de muchos siervos de Dios que fueron llamados por Él, que su vida fue transformada cuando identificaron el llamamiento de Dios. Tal es el caso de:

a. Moisés. El vio la zarza, pero su vida fue transformada cuando identificó que en medio de la zarza estaba el Dios todo poderoso. ahí fue que él comprendió que su labor de libertador se haría al modo de Dios.

b. Pablo. Siendo Saulo, su vida cambio después de que pregunto: “quien eres Señor”, fue allí en que Jesús se le reveló y él identificó al Rey de Reyes y Señor de Señores y se dispuso a hacer su voluntad.

• COMO SABER CUANDO DIOS NOS HA LLAMADO.

1. Te ha hablado Dios a través de su voz, por profeta, revelación o sueño (Job 33:14-13).

2. Sientes un fuego, un ardor o una pasión por una obra determinada (por los jóvenes, por los niños, por los adictos, etc.). A eso es lo que se le llama pasión por… (Filipenses 2:13).

3. Que lo que sientas hacer esté de acuerdo con la Palabra. Aquello que no se corresponda a la Palabra de Dios no proviene de Dios (Stgo. 1:17).


• CONCLUSION

Estamos en un tiempo, que consideramos el final de esta humanidad. Es un tiempo en el cual, a pesar del crecimiento numérico de la obra de Dios y su iglesia, hay mucha necesidad que cubrir. Y esa necesidad, Dios quiere que la juventud no se quede fuera en cuanto al ejercicio del ministerio.

Dios sabe que la juventud tiene un gran potencial para motorizar todos los ministerios que existen en la iglesia universal. Si bien es cierto que hay muchos que son inexpertos, no es menos ciertos que cuando hay jóvenes ungidos por el poder del Espíritu, hay grandes frutos.

Dios ve un gran potencial en la juventud. Es por eso que le dijo a Timoteo, que nadie subestimara su juventud. Esa palabra esta viva para ti el día de hoy: no dejes que nadie subestime tu juventud.

 Moisés era tartamudo, pero Dios creía en él.

 Jeremías decía soy niño, y aun así Dios creyó en él.

 Amos decía que era un hombre de campo, un boyero; y ni siquiera familia con ministerio tenia (Amos 7:14), pero Dios creía en él.

 Isaías decía soy un impío, pero Dios contaba con él.

En el momento de pensar en ejercer una labor en la iglesia o la obra de Dios, solo hay que tener en cuenta que si Dios nos ha llamado, si sentimos esa pasión; Dios cree en nosotros.

¿Estas dispuesto a cumplir con el llamado de Dios?

Te digo algo parecido a lo que Jehová le dijo a Samuel: si obedeces al llamado que Dios te hace, Dios va a hacer algo tan grande contigo, que todo el que lo oyere se sorprenderá de la obra que Dios hará a través de su siervo o sierva.


Ministro Hilario Balio

1 comentario:

  1. Primeramente saludos y despues paso a gradecerle por sus publicaciones que estan siendo una bendicion para mi vida y la de tantos otros por que las comparto. Que Dios continue llenandolo de su gracia y su verdad. Maranatha....

    ResponderEliminar